¿RFID qué es? y ¿como funciona el bloqueo RFID?

RFID son las siglas en ingles de Radio Frequency IDentification lo que en español se traduciria como: Identificación por radiofrecuencia.

El propósito fundamental de la tecnología RFID es identificar mediante un lector, sin contacto y a distancia, una tarjeta o etiqueta (tag) portada por una persona, un vehículo en movimiento o cualquier producto que se encuentra en un almacén o en una cadena de producción automatizada.

¿Son necesarias las cartera Rfid?

A fundamentos de Febrero de 2016 empezó a propagarse en un renombrado portal Forocoches la noción de que se ha sentido a un semental en el metropolitano portando un Tpv portátil para efectuar embolsos acercandolo a las bolsas de los agraciados, esta nueva se enlazaba a un post de Facebook en sajón que había sido raspado.

Tras esta referencia rapidamente saltó a Twitter y a Facebook adonde el prestigioso Cabronazi desde su escala de Facebook alertaba de este engaño.

En dos horas, el embuste había sido adjuntado 10.000 ocasiones propagándose de guisa imparable por whatsapp. Si tienes una cabás anti rfid en tus zarpas, sentimos decirte que las cicatrices han demorado poco en sablear de este rumor, añadiendo esta funcionalidad por la que te cobran un “extra tecnológico”. Dinero tratable, ¿no? Por lo que puedes acosigar este post, no obstante por lo que precede te preguntamos ¿estás axiomático de que necesitas una bolsa salvaguarda rfid?

Acelerar los pagos de cualquier producto o servicio, ya que basta con acercar la tarjeta al datafono para realizar el pago. Permite pagos de hasta 20€ sin necesidad de introducir el PIN de la tarjeta. Posibilidad de utilizar la misma tarjeta de crédito o débito en nuestro smartphone, y pagar con el NFC del terminal. El mito más extendido es que un ladrón puede fácilmente robarnos la tarjeta de crédito o débito.

Está claro que honor finiquitar simplemente acercando nuestros smartphones al datáfono o eclosionar perlas en el taburete con un papanatas selfie, agiliza nuestro lapso. Pero hoy en día, imagínate que como cada viaje cogemos el transporte público para pasear a nuestro motivo de sufrimiento, de opúsculo u reposo, con todas nuestras riquezas en el bolso.

Pues acertadamente, cómo podemos aprisionar que la persona que está justo al costado nuestro no lleva consigo un datáfono. De esta forma, podrá saquear 20 euros de todas las platas contactless que se encuentre por su vericueto.

RFID tecnologia

Lo primero que debemos tener en cuenta es que debe acercase físicamente mucho a nosotros, para poder acercar el lector RFID a nuestro bolsillo, escanear la tarjeta, y posteriormente, clonarla. Los escáneres RFID recogen mucha información de la tarjeta de crédito, como, por ejemplo, el número de la tarjeta y fecha de caducidad, e incluso en algunos casos las transacciones que hemos realizado con ellas, aunque esto último no es lo «normal», y depende de la entidad financiera. 

Sin embargo, el número CVV de 3 dígitos que tenemos en la parte trasera de la tarjeta es fundamental para poder hacer pagos por Internet, y este número no se transmite vía contactless. Por tanto, no se podrán realizar compras por Internet, ya que incluso nos pedirían el nombre del titular de la tarjeta.

Si queréis probar vosotros mismos qué información podéis obtener de vuestra tarjeta de crédito o débito, podéis utilizar una aplicación para Android que nos permite leer este tipo de tarjetas, y obtener una gran cantidad de información, es Lector de tarjetas NFC, incluso en su versión gratuita podremos leer nuestra tarjeta de crédito o débito, y ver toda la información. 

Si un ladrón consigue nuestra tarjeta, sí es cierto que podrá hacer pagos de hasta 20 euros sin necesidad de PIN , pero todas las transacciones quedan registradas y pueden ser rastreadas, por tanto, el ladrón no va a contratar un datafono para robarte el dinero ya que le cazarán rápidamente. 

Cuando se realiza una transacción contactless, la tarjeta proporciona al lector un número único y dinámico que identifica la transacción específicamente. Una cartera o tarjetero que bloquea el RFID nos permitirá impedir que los delincuentes, e incluso nosotros mismos, puedan escanear la tarjeta sin sacarla de la cartera o tarjetero.

Normalmente contienen una fina capa de metal o fibra de carbono, lo que impide que este campo electromagnético llegue hasta el chip RFID de nuestra tarjeta. Esto nos permite bloquear cualquier comunicación entra la tarjeta y el escáner.

Lógicamente, la tarjeta debe estar dentro de dicha cartera o tarjetero, ya que ubicarla «cerca» no garantiza que esté protegida. No obstante, si tu tarjeta de débito o crédito actual dispone de contactless, nosotros sí recomendamos hacer uso de este tipo de carteras o tarjeteros para que ninguna información de nuestras tarjetas llegue a manos de delincuentes, por mínima que sea.